Vacunate contra la influencia

Estamos en periodo de influencia, la verdad lo estamos todo el tiempo pues estamos constantemente bombardeados por practicas discursivas (ya sean cotidianas o no), la publicidad que no nos deja tranquilos ni siquiera un minuto. Están todo el día intentando convencernos de que les compremos un producto, les compremos una propuesta o un argumento a favor de esto o lo otro y es por esto mismo que los estudiantes de cualquier disciplina debieran esforzarse por que se extiendan las distintas formas de reflexión que (idealmente) se enseñan en sus carreras y así hacer juicios o elecciones más razonadas, también nos ayudaría esto a tener debates menos viciados, más variados y que podrían ayudarnos a llegar mucho más lejos. El profesor Harvey Siegel1 (2003) (quien recientemente estuvo en nuestra universidad) sostiene que estas habilidades (las que se asocian al critical thinking o pensamiento crítico) son esenciales para la democracia precisamente por el enriquecimiento antes mencionado, ademas prepararse para la discusión en comunidad le confiere el respeto y dignidad que se merece.

Pero, ¿que lugar tiene/juega la psicología en todo esto? Desde el punto de vista de quien escribe la psicología debería dar cuenta del funcionamiento de nuestra “mente”, ya no solo del funcionamiento y dinamismo psíquicos (que no dejan de ser importantes para la salud mental) de modo que sepamos las formas mediante las cuales “alguien” quisiese utilizar nuestra propia forma de procesar la información (en caso de que esta “entidad maligna” exista) o simplemente estar prevenidos de formas de pensamiento falaces o sesgadas a las que estamos expuestos todo el día (y en las que nosotros mismo incurrimos) que se dan sin que sus autores tengan una decidida intención de engañarnos y, como es probable, tal vez ni siquiera estén conscientes de la falacia o error en el que están incurriendo. Entonces aquí ya no estamos hablando del nivel personal de la mente (el nivel de la personalidad por decirlo de algún modo, donde todos somos distintos) si no de un nivel de procesamiento de la información sub-personal (analogable al nivel de software de un computador [riviere, 1991] dirían algunos, otros lo asociarían al nivel biológico del que dependería este nivel antes mencionado. No nos meteremos en profundidad con esto. Vale la pena recordar que este sería un nivel homogéneo a todos los humanos). Lo anterior ya nos pone en el terreno de la psicología cognitiva (relacionada con las ciencias cognitivas) cuyo objetivo sería, en opinión de Holyoak2, “[…] investigar las representaciones y el procesamiento de la información por organismos complejos” (2001).

Tengo la creencia, tal y como sostiene Vasco Correia3 (2011) en su interesante artículo “Biases and fallacies: The role of motivated irrationality in fallacious reasoning”, que los sesgos cognitivos que pueden llevar a errores en el procesamiento están ligados con las falacias que se cometen en el día a día, es por esto, y nuevamente lo señalo, que la psicología ocupa un lugar importante en la tarea de analizar la calidad de un debate o discusión, y por extensión, para la democracia.

A continuación pretendo exponer qué es un sesgo y luego hacer una lista (no exhaustiva) de sesgos y errores en la cognición que pueden llevar a errores en la argumentación o la evaluación de una situación con sus respectivos ejemplos, y espero que esta siguiente parte sea más divertida para nuestros lectores.

Heurísticos y Sesgos

Heurístico tal como es definido en Kahneman y Tsversky(1974)4 en su trabajo pionero, son un número limitado de principios básicos que convierten tareas complicadas (usualmente donde nos falta información o nos falta “cerebro” para poder procesar la información) en tareas más simples de evaluación probabilística y predicción de valores. En otras palabras son una especie de “atajo mental” mediante los cuales hacemos computables los datos de una situación o nos inventamos datos para computar en una situación en la que tenemos pocos o ningún (dato).El sesgo por otro lado se trata de una tendencia de respuesta mantenida sistemáticamente en prácticamente cualquier situación (que se da gracias a la existencia del heuristico), a diferencia de los simples errores que se pueden dar por un asunto netamente de azar (cualquiera se va a equivocar en algún momento de su vida, dentro de esta hora, dentro de los próximos 10 minutos incluso).

Entonces tenemos que el heurístico sería la estrategia general de procesamiento de la información en una situación dada, y el sesgo sería el error típico asociado a tal estrategia. hay múltiples formas de agrupar los sesgos hoy en día, en esta ocasión se presentará la clásica que usaron Kahneman y Tsversky(1974) junto con una aparecida en un texto de Peter Burow (2010)5

Heuristico de representatividad: Tiene la siguiente forma: si A es muy representativo del conjunto B, se considerará que la probabilidad de que A tenga su origen/pertenezca al conjunto B es alta. Por ejemplo si alguno de ustedes ve en la calle a una persona vestida con sandalias, pantalones sueltos al estilo hindú y una camiseta de psicodélicos colores y les pregunto ¿a qué carrera pertenece: psicología o derecho? pues bien, en un estudio clásico se mostró que a pesar de los datos proporcionados por los investigadores en los que los estudiantes de derecho sobrepasaban en una proporción de 1 a 3 a los de psicología se estimaba más probable que fuera de psicología (estudiantes de psicología =100 ; estudiantes de derecho = 300). Si desea más detalles por favor acudir a la bibliografía o al autor.

-esto también conduce a concepciones erróneas del azar ya que se espera que una secuencia de hechos se vea como representativa del azar. Por ejemplo, cuando estamos dando una prueba y nos salen cuatro D seguidas (d,d,d,d) sospechamos inmediatamente y pensamos que hay algo raro. Sin embargo hay que tener en cuenta que la probabilidad de que nos aparezca esta secuencia es la misma que la probabilidad de que nos aparezca una secuencia más tranquilizadora como sería a,c,b,d.

Heuristico de accesibilidad: este “atajo” evalúa la probabilidad de que algo suceda dependiendo de que tan fácil se nos viene a la mente . Un ejemplo de esto sería: por lo general la mamá de uno se preocupa por la delincuencia, de que no lo asalten a uno y se muera. Sin embargo la probabilidad de morir de un ataque al corazón es mayor. Lo anterior se podría explicar si pensamos que los noticiarios dan amplia cobertura a las noticias de delincuencia y por ellos son más accesibles mentalmente, nos cuesta menos pensarlo. Esto deriva incluso en políticas públicas o campañas (como la presidencial). Estoy seguro que todos recuerdan el “delincuentes, se les acabo la fiesta” de Piñera. Sin embargo, a mi juicio, debería uno estar más preocupado de la salud coronaria que de los delincuentes (y en verdad, más preocupado por la pobreza que por la delincuencia).

-Asociado a este heuristico podría estar (aún no he visto bibliografía al respecto, pero va en la linea de lo que presenté cuando hablé de Correia) la falacia de la pendiente resbaladiza, la cual dice que aceptando un principio, caemos en una pendiente que nos lleva, sin retorno, a ciertas consecuencias. Por ejemplo el clásico ejemplo argumental de abuelita del tipo “si aceptamos el matrimonio homosexual vamos a quedar como Sodoma y Gomorra”. Y la verdad de la aceptación del matrimonio homosexual a que existan orgías en todos lados y se tenga sexo en la calle con todo el mundo hay bastante distancia, ¿no creen?

Ajuste y anclaje: Aquí se realiza la evaluación de un hecho a partir de un punto inicial. Por ejemplo: cuando uno va a un asado y hay que poner las lucas. “¿cuanto ponemos? no sé…luca quinientos?- no, luca-no dos lucas- no mil siete…” Giramos en torno al primer valor dado, esa es nuestra ancla y a partir de ahí ajustamos. Lo mismo sucede con el terremoto, al principio se dice que hay 700 muertos, luego se baja la cifra y todo el mundo se relaja porque son menos. En cambio si se dice que son 300 y luego 400 todo el mundo se espanta porque ahora son más. Lo mismo se puede hacer con los heridos en las protestas, ustedes imagínense como se daría.

Sesgos sociales: Falso consenso. Es el sesgo en el cual uno tiende a sobreestimar el nivel en que los otros comparten mis creencias, visiones y experiencias. Cuántas veces hemos escuchados “todos vemos que…” “es evidente que…” o simplemente se dan por dados ciertos valores. En epocas de movimiento y harto discurso politiquero hay que cuidarse harto de esto (tanto el que habla como el que escucha)

Sesgos orientados a la acción:

Sesgo de sobre-confianza: sobreestimar las facultades de uno para hacer que se den ciertos resultados, dándose atribución por resultados pasados sin considerar el efecto del azar (mediante el cual algo pudo haber salido bien “de pura cuea”). Consejo de salud mental: uno no siempre puede sabérselo todo, así que no se frustren si no se sacan siempre un 6.0.

Sesgo de sobre-cautela: enfocarse en el peor de los casos y no poder tomar la decisión apropiada para una situación dada. Por lo general el peor de los casos no es representativo de modo que no tiene mucho sentido ser tan cauteloso. Hay que tenerlo en cuenta sobretodo a la hora de tomar decisiones de grupo, hoy en día se están tomando muchas decisiones a nivel político dentro de las bases (el alumnado) de modo que aconsejo cuidado con esto.

Optimismo infundado: la contrapartida del sesgo anterior. Su nombre lo dice todo, no es el clásico llamado de “los adultos” a “ser realistas” (en el sentido pesimista) sino que es el llamado a analizar nuestro optimismo y saber tomar medidas si las cosas no van saliendo como nosotros queremos . El sesgo es fundamentalmente, ser optimista cuando no hay bases ni hechos que lo apoyen (Por ej: creer que la educación va a cambiar porque la sociedad siempre evoluciona sola). Con esto termino mi enumeración de sesgos.

Antes de concluir me gustaría aclarar y prevenir de 2 cosas. Lo primero, los heurísticos son estrategias normalmente útiles que no nos traen problemas la mayoría de las veces, los sesgos son “los malos de la película” y de hecho ni tanto, tan solo hay que ponerles atención en las situaciones que nos importan de verdad, Y lo segundo: no hay nada más “latero” que un “cazador de falacias y sesgos”, así que por favor no ande por la vida señalándolos, si le es útil aplíquelos en su vida cotidiana, pero no hasta volverse loco e inmovilizarse. Como dije antes, aplíquelos cuando sea necesario (en las situaciones importantes o cuando la falta sea ya demasiado grosera).

Espero hayan disfrutado este artículo.

1Siegel, H (2003) “Cultivating reason”. En R. Curren (ed.) A Companion to the Philosophy of Education (pp. 305-319) berlin, Wiley-Blackwell

2Holyoak, K. (2001) “Psychology”. En Wilson , R. A. & Keil F. C. (Eds.) MIT Encyclopedia of the Cognitive Sciences (pp. xl – xlix) Cambridge, Massachusetts. The MIT Press

3 Vasco Correia(2011) “Biases and fallacies: The role of motivated irrationality in fallacious reasoning”

4 Kahneman & Tsversky (1974) “Judegment under uncertainty: Heuristics and biases” Science.

5 Burow, P. (2010) “Making Better Decitions” NeuroPower
———————————————————————————-

Por Arturo Pérez P.

Anuncios

6 pensamientos en “Vacunate contra la influencia

  1. Estimado. Se extraña que no se la juegue al final con interpretar algún evento central o relevante. Sugiero que para su próximo escrito lo haga. Se dedicó a definir y a ejemplificar, que está bien por cierto; pero insisto: se extraña que más que definir los conceptos los hubiera articulado a alguna situación interesante. Fue muy como clase o ayudantía. En suma: arriésguese más para la póxima! y continúe publicando que lo seguiremos leyendo.

    Saludos y que la fuerza lo acompañe.

    PS: sigo siendo estudiante de pre-grado.

    • Te encuentro la razón, tal vez para una próxima entrega me la juegue más. En esta ocasión también estaba pensando mucho en gente del cursando “Razonamiento” y la utilidad que podía tener este texto como un ayuda para ellos.

      Saludos y gracias por el comentario.

  2. Fue una didáctica exposición, creo que es importante contextualizar una base general teórica para que posteriormente, nuestro amigo (y confío que así se será) se atreva con un mayor vuelo hacia un nuevo artículo en los aspectos culturales relevantes. Sin pretender rebajar la calidad de esta exposición, quisiera apuntar a un solo Sesgo que me parece, en mi opinión, medio incompleto (sin restar importancia al valor inicial y dejando en claro que los demás sesgos cuentan con válida demostración abstracta y palpable). Al sesgo que me estoy refiriendo es al sesgo de “sobre-confianza”, creo que si bien apunta claramente al ejemplo en cuestión, creo que de todos los sesgos explicados éste es el más débil argumentativamente hablando, ya que no da cuenta (o deja más de lado que los demás) innumerables factores tanto de lo que podríamos llamar la memoria dinámica o Inconsciente, factores socio-culturales (más allá de la publicidad o el periodismo mismo) y por qué no decirlo, al Narcisismo propio de quien emite el resultado de aquel sesgo ante los procesos que ocurren. Tengo muy en claro que las bases epistemológicas y teóricas de este articulo son otras a los puntos que he puntualizado, pero sostengo que dar con una “cognición” y una “heurística” X y no otra, es algo que se puede (o se podría) rastrear de los más diversos lados, no tan solo desde los sesgos (si aceptamos la idea que no es por mero azar que sea este sesgo y no otro quien lo comporta). Por supuesto, se podrá contra-argumentar(me): “bueno, qué importa si el sesgo se debió por A, B o C en origen, lo que importa aquí es dar cuenta de una conducta mental que opera de una forma distinguible de otras que operan como sesgos. Lo que construya cada persona el caer en un sesgo y no otro ese es otro tema.” Pensarse así, si tuvieramos o quisieramos modificar, educar, sin considerar los anteriores factores, creo que pocos elementos o recursos tendríamos para generar un cambio sostenido y enriquecedor (más allá de la punta del Iceberg). Claramente mi postura no se separa de una ética, así como también perfectamente se podría increpar en: ¿Por qué educar un sesgo? ¿Qué fin tiene hablar de esto? ¿Es para modificar? Este tipo de preguntas al menos yo no las planteo, creo que la educación es importante, aún si busca cambiar cogniciones hacia menos sesgos. Lo que apunto es hacia algo más integral si es misión nuestra plantear lograr cambios Psicoeducativos o Clínicos. Por supuesto (y por tanto no resto su valor) el estudio de los Sesgos es un paso importantísimo para lograr aquello, pero deseo dejar en claro que será insuficiente por sí solo.

    Creo que en parte a esto mismo Arturo lo aclara cuando dice: “la psicología debería dar cuenta del funcionamiento de nuestra “mente”, ya no solo del funcionamiento y dinamismo psíquicos (que no dejan de ser importantes para la salud mental)”, quizás a esto se estaba refiriendo a lo que yo escribí y traté de deglosarlo más ampliamente, pero me pareció que no lo remarcó lo suficiente y tampoco en su conclusión final.
    Sin más que agregar, insisto en la gran calidad de este artículo y abro un aspecto que me parece relevante recalcar incluso para los otros estudios de Sesgos (ya que me parece que no abrir otros puntos como estos es quizás reducir muchos otros factores y diferencias bajo un sesgo que podrá sesgar diferencias). Muchos saludos.

    • Diego:
      Primero que todo gracias por tu comentario. Ahora con respecto a tu crítica en lo que respecta al sesgo de sobre-confiansa, debo decir que sí, este es tal vez el peor argumentado y tal vez uno de los más discutibles ya que puede ser explicado por múltiples factores, significando esto que puede que no sea su explicación un Heuristico o alguna forma del procesamiento de la información. Sin embargo dado el material y la bibliografía que manejo tiendo a pensar que va más por el lado de un procesamiento no-consciente y que es general a una gran población(con lo que no depende necesariamente de caracteristicas narcisista,aunque bien podría amplificarse por estas últimas). Las explicaciones de por qué se da bien podría ser para proteger la autoestima,autoimagen, entre otros. Recuerdo un texto donde se tratan variadas explicaciones sociales por lo que te remito a él: es Psicología Social de las Américas y creo que está en google books.
      Con respecto a otro de los temas que tocas, no pienso yo que los sesgos sean algo patológico, de hecho creo que digo que son y fueron adaptativos, y más allá de proponer un modelo para la salud mental propongo estar atentos a ellos en situaciones relevantes para que no nos metan el dedo en la boca a causa de los sesgos(por ejemplo me he dado cuenta que la configuración de los precios de starbucks tiene algo de manejo cognitivillo). , por ningún motivo propongo menos sesgos pues son inevitables, y menos mal que son así pues si no lo fueran nuestros antepasados evolutivos no se hubieran ganado el Darwin Award (sobrevivir y reproducirse xD). Entonces la propuesta que me robo (porque no es mia, está dentro de una gran tradición) es más por el lado del pensamiento crítico que por el lado psico-educativo o clínico, aunque bien mensiono por ahí una “nota de salud mental”, pero es solo un comentario marginal.
      Solo a modo de disclaimer, no estoy para nada de acuerdo con el uso de estas ideas para la clínica pues no creo que la experiencia de una persona pueda ser así. Existe ya una aproximación “Cognitivo-conductual” (de Beck) que planteaba algo así, yo creo fuertemente que está mal actuar así en la clínica pues se invalida la experiencia y la narración del paciente. Planteo este pensamiento crítico basado en el analisis de sesgos como una herramienta para uno mismo, para la discusión y la vida en comunidad (en verdad estas son palabras más de Harvey Siegel que mias).

      Para terminar, me falta asumir que mi sesgo es hablar en general desde esta postura y tal vez no queda tan clara, siempre me refiero a mecanismos subpersonales (no reflexivos, y no-conscientes, pero no por esto inconscientes en el sentido ya tan conocido) para explicar ciertas conductas, y es cierto que en algunos casos en que esto se lleva a extremos se puede catalogar de reduccionista.

      Cualquier otro comentario es siempre bien recibido, muchas gracias por darte el tiempo de hacer tan extenso comentario.

      Arturo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s