Crisis de Legitimidad y Quórum

Roberto García.

La legitimidad, afirma Lipset en “El hombre político,” implica la capacidad del sistema para engendrar y mantener la creencia de que las instituciones políticas existentes son las más apropiadas para la sociedad.” Este sentir de la ciudadanía es fundamental para evaluar el grado de credibilidad que se tiene en un sistema, y por tanto su adhesión o no adhesión voluntaria al orden legal vigente.

Pues bien, me parece pertinente problematizar el concepto de quórum y su legitimidad a partir de esto.

En términos simples, el Quórum es el numero de individuos que se necesita para que un cuerpo deliberante trate ciertos asuntos pueda tomar una determinación valida. Entenderemos “valida” para estos efectos como “legítima para el grupo”.

Aquí cabe hacerce la pregunta ¿Cuando es legitimo un Quórum?
Para responder esta pregunta, es necesario responder otra previamente; Si la legitimidad se engendra y mantiene en el colectivo, es necesario saber ¿Quienes son este colectivo?

Respecto a esto ocurre un hecho curioso: El colectivo se convierte no en el total de alumnos que tiene la facultad de psicología de la UDP, los cuales independiente de su acción o participación, se ven afectados tanto por los costos y beneficios. El colectivo se ha convertido en quienes votan. Esto seria razonable si los costos y beneficios fueran asumidos solo por estos. Por lo demás, este grupo se ha visto reducido a lo largo del primer semestre, incluso constituyendose como menos de la mitad.

Es importante que esto es al margen de “que decisión se ha tomado.” Vayamos a un caso hipotético: Dado un total de alumnos de 500, suponiendo un Quórum de un 50% (250 votantes), Si tenemos las decisiones “paro” y “no-paro”, basta con que 126 votantes apoyen alguna de las preferencias.
Ahora veamos el resumen: De un total de 500 sujetos, solo 126 son quienes toman la decisión y deciden por los 500. Esto a nivel de “votación” pues el numero de “activos políticos” (dicese de quien participa en las actividades) es bastante mas reducido.

Evidentemente es improbable tener una legitimidad total, sin embargo debiese ser deseable buscar esto, es decir, la búsqueda de la credibilidad y adhesión voluntaria de los sujetos. También existen diferentes quórum que dependen de la importancia de la deliberación.

Creo que cuando se decide un quórum bajo, lo que se busca es cierta “estabilidad y eficacia” en la toma de decisiones que sirve a un grupo minoritario. Un quórum alto, tendría la consecuencia de la inoperancia asambleistica, a menos de que el deseo de votar y apoyar dicha causa voluntariamente se haga presente.

Respecto a esto, se buscan quórum “razonables” a estos intereses, algo que les permita maniobrar. El quórum en este aspecto es acomodado a las necesidades históricas de votación de la facultad, lo que evita el problema de fondo: El total de alumnos no tiene la creencia ni la adhesión de que su sistema es el mas adecuado, por esto que un quórum alto los convierte en potenciales inoperantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s